Astral: un viaje de ida y vuelta al infierno

astral barco
El Astral, un velero de 30 metros construido en los años 70 que siempre había sido usado como lujoso barco de recreo. Hasta que en la pasada primavera su dueño pensó que no podía seguir disfrutando del barco sabiendo que había tanta gente arriesgando su vida lanzándose al mar, ese mismo Mediterráneo por el que él navegaba, y lo cedió a la ONG Proactiva Open Arms.

Ya convertido en barco de vigilancia y salvamento después de superar numerosas dificultades, el Astral zarpó rumbo a las costas de Libia para llevar a cabo la que sería su primera misión de rescate con un equipo de Salvados a bordo. Durante sus más de cien minutos de duración, el programa muestra la complicada transformación del barco, nos presenta a su tripulación formada por voluntarios de Proactiva Open Arms y permite observar de cerca el drama que viven cada día en el Mediterráneo las miles de personas que tratan de llegar a Europa huyendo del horror de la guerra, los abusos o el hambre.

Exhaustos y exprimidos por las mafias, rescatados después de un viaje que en algunos casos puede durar años, los refugiados cuentan el infierno del que vienen y las esperanzas que tienen puestas en el futuro ahora que se creen a salvo en Europa.

Artículos relacionados

5 comentarios

Escribe un comentario
Anónimo
20 de octubre de 2016, 19:46 borrar

Yo tengo niños y no puedo ver esto sin romper a llorar...

Responder
avatar
Anónimo
20 de octubre de 2016, 22:51 borrar

El documental para quitarse el sombrero, y la actitud tanto de el empresario como de los voluntarios, igual, de 10. Ahora bien, por que es tan facil ver este tipo de imágenes, de pequeños gestos, pero sin embargo no se habla de los verdaderos problemas raíz, de lo que hay detras y que origina eso, es decir, el origen de esas guerras, el origen de esos problemas. Las guerras en torno al control de minas de donde se sacan la practica totalidad de materiales con los que hacemos nuestros móviles y portatiles, la falta de ayudas, e incluso las trabas para evitar asi nueva competencia a la supremacía de los pasises desarrollados etc.... etc... y etc....Y si, casos como este son para aplaudirlos, sin matices, insisto, para aplaudirlos, pero si mañana fueramos a votar sobre tener aqui mas recortes, o la posibilidad de renunciar a cambio de nuestras comodidades, por ejemplo a cambio de facilitar un mayor desarrollo en esos paises, pienso que el no en esa votación, no bajaba del 85%.

Responder
avatar
Anónimo
21 de octubre de 2016, 10:38 borrar

Chapeau tu reflexión amigo!!! Mejor no se puede explicar, cien por cien de acuerdo; por desgracia este mundo consumista vive de modas y esta de los refugiados es otra más, nadie se acordará dentro de unos años, o meses, como nadie se acordó cuando no paraban de llegar pateras a nuestras costas. Por cierto el mayor número de refugiados está en África, refugiados interiores, fruto de guerras, muchas veces promovidas por intereses mercantilistas del llamado primer mundo, pero eso queda lejos y no sale en la tele, ni en fotitos en redes sociales. Hipocresía pura, porque como dice el comentario de arriba muy poca gente en nuestra sociedad estaría dispuesta a renunciar a comodidades adquiridas por una mejora en las condiciones de vida de esos países, o estaríais dispuestos a pagar por un movil de 100 euros 900, si el coltán se extrajera del Congo de una manera reglada y controlada por el estado de forma que parte del beneficio revirtiera en la población...respuesta: no; pues eso.

Responder
avatar

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios. EmoticonosEmoticonos