Sin éxito

sopela
Pese al fuerte viento que soplaba me acerqué a la playa buscando un bañito sorpresa, una olita que abriera solo un poco, y así quitarme el mono de encima.

El resultado fue el esperado, claro. El viento tumbaba las olas de medio metro a tres cuartos que rompían aquí y allá, sin orden ni concierto. Nada que rascar.

Hoy pinta mejor, sin tanto viento, y un mar bastante más ordenado. Los restos de esta marejada llegan muy del oeste así que seguramente esté pequeñito.

Artículos relacionados

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.