Se nota que las municipales están cerca

Es realmente patético ver a los políticos pelearse por un puñado de votos, y más cuando en medio de esa pelea están los surfistas.

Esto está pasando en Gijón donde los candidatos a la alcaldía llevan el fin de semana disputándose un puñado de votos, los de los surfistas


Al parecer Pilar Fernández Pardo, senadora y candidata del PP a la Alcaldía de Gijón, se paseó por la playa de Gijón prometiendo la construcción de unas instalaciones para que los surfistas se puedan cambiar sin temor a que les roben sus pertenencias cuando van al agua.

Eso no le gustó nada a la concejala de Deportes, Teresa Ordiz Asenjo, del PSOE, que aseguraba que ya había prometido lo mismo, pero antes. Según ella, la promesa de esas instalaciones "está cumplida, pensada, propuesta y gestionada" (¿?).

Pero lo más gracioso, en mi opinión, es leer como quieren llegar a la gente y para ello: ¿Qué se les ocurre?
Pues usar una metáfora surfística del pelo de: "Doña Pilar, una mujer que navega mal en los oleajes de fondo y ha hecho naufragar a su propio grupo... " o "Hace agua doña Pilar y debe aprender a capear mejor las olas para no hacer el ridículo".

Esperemos las contradeclaraciones de Pilar Fernández porque la verdad es que está siendo muy divertido.
A modo curiosidad comentaros que de todos los surfistas y corcheros que aparecen en la foto, quizá uno tenga edad para votar.

Más información en La Nueva España.

- Instalaciones para los surfistas.

- Ordiz acusa a Pardo de prometer a los surfistas lo que ya ofrece el Ayuntamiento.

Artículos relacionados

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.