Surfistas de Gipuzkoa se movilizan en contra del Wavegarden de Donostia

no wavegarden
Un grupo de surfistas de Gipuzkoa comenzará próximamente una recogida de firmas en contra del complejo de olas artificiales proyectado en el enclave donostiarra de Antondegi.

Surfistas guipuzcoanos que se oponen a la construcción de una instalación de olas artificiales en San Sebastián han presentado 15 argumentos para complementar los ya esgrimidos por ANTONDEGI BERDEA — OLATUAK ITSASOAN, colectivo formado por Surfrider Foundation Europe, Eguzki, Fridays for Future, Haritzalde, Parkea Bizirik, Itsas Enara, Bizilagunekin, y que cuenta con el apoyo de Greenpeace, Surf & Nature Alliance, y SEO-Birdlife.

Defienden abiertamente la paralización inmediata del proyecto y anuncian que se van a movilizar con dicho fin, informando de las implicaciones y consecuencias negativas del proyecto tanto al conjunto de la comunidad surfista de Gipuzkoa como a la población guipuzcoana en general, especialmente a la donostiarra.

Los y las firmantes presentan 15 sólidos argumentos en contra de la construcción de una instalación de olas artificiales en Antondegi, y aclaran que no hace falta estar de acuerdo con todas las razones para oponerse al proyecto. Es más, muchos de los y las surfistas aseguran que tres o cuatro de los argumentos expuestos son más que suficientes para adherirse a la protesta.

Desean que esos argumentos sean leídos y atendidos por el alcalde Eneko Goia, todos los representantes municipales de la ciudad y también por las direcciones y los militantes guipuzcoanos de dichos partidos, porque están convencidos de que les asiste la razón y la sensatez, y porque la instalación de olas artificiales en Antondegi tendría numerosas consecuencias negativas para los surfistas, el medio ambiente, así como para el conjunto de la ciudadanía.

Con la publicación del argumentario, los surfistas firmantes y el colectivo ANTONDEGI BERDEA — OLATUAK ITSASOAN inician una campaña informativa a través de diferentes canales y soportes de comunicación.

Se muestran abiertos a realizar cualquier tipo de debate público sobre el proyecto con representantes municipales o la propia empresa interesada en la construcción de olas artificiales en San Sebastián.

También adelantan que, próximamente, iniciarán una recogida de firmas en contra de este proyecto junto a ANTONDEGI BERDEA-OLATUAK ITSASOAK. La recogida de firmas se dirigirá tanto a los surfistas como a toda la ciudadanía, al igual que hicieron el pasado mes de diciembre en San Juan de Luz, donde se consiguió paralizar un proyecto similar.

El colectivo Surfrider Foundation Europe ha comunicado que las y los deportistas "defienden abiertamente la paralización inmediata del proyecto" y se van "a movilizar con dicho fin, informando de sus implicaciones y consecuencias negativas".

15 razones de l@s surfistas

L@s surfistas que estamos en contra de la construcción de una instalación de olas artificiales en Donostia-San Sebastián presentamos los siguientes argumentos para complementar los ya esgrimidos por ANTONDEGI BERDEA — OLATUAK ITSASOAN.


El colectivo está formado por la asociación para proteger los océanos fundada por surfistas, Surfrider Foundation Europe, el grupo ecologista Eguzki, el movimiento contra el cambio climático Fridays for Future, las asociaciones conservacionistas Haritzalde y Parkea Bizirik, la asociación ornitológica Itsas Enara, y la plataforma por el decrecimiento turístico Bizilagunekin. Además, cuenta con el apoyo de Greenpeace, Surf & Nature Alliance, y SEO-Birdlife.

  1. Este proyecto no responde a una demanda de l@s surfistas. Ningún colectivo de surfistas ha pedido una instalación de este tipo al Ayuntamiento de San Sebastián y este no ha realizado consulta alguna entre la comunidad surfista. Consideramos que es un proyecto que no atiende al interés general, y desde luego no al nuestro como surfistas. 

  2. La empresa promotora afirma que sería una instalación “abierta al público parcialmente” y “un centro de tecnificación para surfistas y deportistas” (notas de prensa de febrero y marzo de 2021). Es decir, a la que solo podrían acceder competidores y surfistas que respondan a los criterios establecidos por la empresa propietaria.

  3. La empresa interesada cuenta con una infraestructura ya existente en Aizarnazabal, para la que contó con permisos especiales, subvenciones públicas, etc. Teniendo en cuenta que está a tan solo 25 kms, no hay justificación alguna para construir otra instalación similar en San Sebastián, y menos teniendo en cuenta que supondría privatizar y urbanizar con fines lucrativos una zona verde pública, rica en mamíferos y aves, para una actividad no esencial y elitista.

  4. Estas instalaciones promueven una artificialización de la práctica del surf. El surf es ante todo un vínculo con la naturaleza. Requiere atender a las condiciones meteorológicas, al viento y a las marejadas. El surf es también pisar la arena, remar en la mar, compartir espacio con otros seres vivos. Por eso l@s surfistas desarrollan sensibilidad medioambiental, conocimientos para moverse en el medio marino, incluso actitudes solidarias para rescatar a bañistas atrapados por la corriente. Hacer surf también exige esperar la ola adecuada, aprender a tener paciencia, y no obtener un producto al instante a golpe de tarjeta de crédito. La artificialización de las olas modifica la relación ecológica del surfista con la ola, y no solo desnaturaliza la práctica del surf, sino que también distorsiona sus valores y la cultura ligada al mismo.

  5. La idea de que puede ayudar en la formación de surfistas competidores es más una suposición que una realidad. Tal y como asegura Francis Distingin, Director Técnico Nacional francés de Surf (1990-2007) y Presidente de la Federación Europea de Surf (2007-2009), todos l@s surfistas del World Tour tienen un nivel técnico similar; es la estrategia y el sentido del mar lo que suele marcar la diferencia, y eso no puede aprenderse en una piscina de agua dulce con olas calibradas. Pensar que un buen surfista en la piscina será un buen surfista en el océano es simplemente una quimera. Además, hay que tener en cuenta que solo el 2% de surfistas participan en algún campeonato, según del historiador e investigador surfero Matt Warshaw (History of Surfing, 2010).

  6. Los campeonatos en olas artificiales han supuesto toda una decepción. Parecía prometedor ver a l@s mejores surfistas competir en una ola perfecta, pero ha resultado un total desengaño. Sin la magia natural del océano, y en una piscina con olas mecánicas totalmente previsibles, la competición resulta aburrida y carente de interés (no hay más que observar sus bajos datos de audiencia o los artículos sobre el tema: Why wave pools and competitive surfing don´t match, Surfer Today, mayo de 2018).


  7. La infraestructura tendría consecuencias medioambientales muy negativas:

    • Destrucción de un entorno natural que forma parte del cinturón verde de Donostia y que supone el hábitat de mamíferos como zorros, tejones, ginetas, ardillas, y garduñas, y también un espacio de alimentación, descanso y nidificación para 109 especies de aves como el milano real, actualmente en peligro de extinción.

    • Degradación de una de las pocas zonas rurales de Donostia que se conservan en buen estado, y destrucción de suelo agrícola actualmente en uso.

    • Consumo significativo de energía eléctrica y agua en un contexto mundial de emergencia climática allí donde existe una alternativa natural

     

  8. La entrada de estas instalaciones tiene un precio elevado. Mientras que el surf en el mar es gratuito, independientemente de lo que dure la sesión, en una instalación de olas artificiales resulta muy caro: el precio medio es de más de 60 euros por hora. The Wave, Bristol (Reino Unido): 60 libras, 67 euros. Urbnsurf, Melbourne (Australia): de 79 a 129 dólares, de 49 a 80 euros. BSR Cable Park, Waco (EEUU): 90 dólares por hora, 75 euros. Adventure Park Snowdonia (Reino Unido): 50 libras o 56 euros. Wadi Adventure (Emiratos Árabes): 66 dólares o 55 euros. 

    Esas tarifas convierten el surf de olas artificiales en una actividad elitista, en el sentido de que la gran mayoría de surfistas no podría acceder con frecuencia a las mismas.

  9. Si en un futuro la instalación de olas artificiales se abriera al público general de forma permanente, aumentaría la masificación en las playas cercanas. Las instalaciones de olas artificiales atraen a decenas de miles de visitantes (el proyecto Wavelandes de Castets preveía 180.000 visitas al año, y Wavegarden aseguraba en su documentación oficial tener una capacidad máxima de 324.000 personas al año), lo que acrecentaría las aglomeraciones de gente en nuestras playas, carreteras, aparcamientos, etc. que ya de por sí presentan un alto grado de saturación en periodo estival.

    Los políticos que manifiestan sin ningún tipo de documentación que las olas artificiales pueden ayudar a reducir la masificación de las playas se equivocan de pleno. Los modelos matemáticos de Dietrich Braess demuestran que la creación de nuevas carreteras o la ampliación de las existentes, lejos de reducir el tráfico, acaban acrecentándolo, porque producen un “efecto de succión” que atrae más vehículos. En la misma línea, Jonathan Safran Foer también ha demostrado que las piscifactorías, las cuales inicialmente se presentaron como una solución al agotamiento de las poblaciones de peces salvajes, lejos de reducir la demanda de los mismos, han aumentado también la demanda del pescado salvaje.

  10. Una instalación de olas artificiales con toda su infraestructura de ocio (camping, hostelería, tienda...) genera un efecto de llamada y puede provocar un turismo de masas incompatible con el desarrollo sostenible, que tiene consecuencias incuestionables: impactos en la planificación territorial, problemas relacionados con los residuos y el saneamiento, afecciones en la vida diaria de los habitantes...

    Negarlo supone correr el riesgo de erosionar gravemente el atractivo de San Sebastián, una bella y pequeña ciudad que vería mermada su calidad de vida. Buena parte de la costa mediterránea ha tenido una amarga experiencia con ese modelo de turismo y deberíamos tomar buena nota de ello.

  11. Construir una instalación de olas artificiales al lado del mar es totalmente absurdo. Antondegi se encuentra a solo 4 km de una costa rica en marejadas y lugares idóneos para la práctica del surf. La costa cantábrica tiene la suerte de recibir los mejores oleajes de Europa durante todo el año, y la geografía local permite la formación de olas adaptadas a todos los niveles.

  12. Las instalaciones de olas artificiales suponen todo un retroceso en la transición energética. En pleno siglo XXI, deberíamos estar ya investigando seriamente cómo sacar mayor provecho a las olas naturales, y no proponiendo olas artificiales que requieren un gasto ingente de recursos acuíferos y de energía eléctrica allí donde hay olas naturales en abundancia.

  13. Estas infraestructuras son totalmente contrarias a las directrices de la Unión Europea en cuanto a lucha contra el cambio climático y protección de la biodiversidad. Así mismo, son contrarias a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la UNESCO y del cumplimiento de la Agenda 2030.

    El surf es considerado un recurso de interés en el marco del Crecimiento Azul que promueve la Unión Europea, –estrategia de apoyo al crecimiento sostenible en zonas costeras y litorales–, pero siempre que sea bien gestionado, ordenado y dimensionado, atendiendo a capacidades de acogida, ratios de uso, etc. Y este proyecto va totalmente en la dirección opuesta.

  14. A l@s surfistas que defendemos los razonamientos aquí expuestos nos duele de manera especial que un proyecto de estas características, insostenible y nocivo para nuestro entorno, se proponga en nombre del surf, sin contar con la comunidad surfista y siendo contrario a los valores esenciales de nuestra cultura.

  15. Estamos a tiempo de paralizar este proyecto. La comunidad surfista de Iparralde ha conseguido (diciembre de 2020) paralizar un proyecto similar, de la misma empresa, previsto para San Juan de Luz (a 33 kms de San Sebastián). No nos cabe la menor duda de que también aquí serán muchas las voces que, junto a las nuestras, manisfestarán su disconformidad con este proyecto y que la ciudadanía estará abierta a escuchar estos sensatos y sólidos argumentos.

    Por todo ello, l@s surfistas firmantes pedimos a los representantes municipales del Ayuntamiento de San Sebastián, por favor, NO A LAS OLAS ARTIFICIALES EN SAN SEBASTIÁN.
  16.  


Podéis descarga el PDF completo de NO A LAS OLAS ARTIFICIALES EN SAN SEBASTIÁN aquí

82 comentarios:

  1. Surfistas que protestan porque se hacen olas artificiales ??

    No sé dónde me he perdido ....pero no lo entiendo

    Hace años era un sueño una ola artificial ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "ARGUMENTO 4:
      Estas instalaciones promueven una artificialización de la práctica del surf.

      El surf es ante todo un vínculo con la naturaleza. Requiere atender a las condiciones meteorológicas, al viento y a las marejadas. El surf es también pisar la arena, remar en la mar, compartir espacio con otros seres vivos. Por eso l@s surfistas desarrollan sensibilidad medioambiental, conocimientos para moverse en el medio marino, incluso actitudes solidarias para rescatar a bañistas atrapados por la corriente. Hacer surf también exige esperar la ola adecuada, aprender a tener paciencia, y no obtener un producto al instante a golpe de tarjeta de crédito. La artificialización de las olas modifica la relación ecológica del surfista con la ola, y no solo desnaturaliza la práctica del surf, sino que también distorsiona sus valores y la cultura ligada al mismo."

      Eliminar
    2. Parece que los curas se están apoderando de cada sector de la sociedad. Dejad vuestro discurso moralista y que cada uno viva el surf como quiera joder.

      Eliminar
    3. El rollo ecologista no cuela pero yo si te digo que me enganche al surf no solo por pillar una buena ola,sino por muchas cosas de las que dices...el mar y sus diferentes condiciones,el moverte a buscar olas,los días malos y buenos etc. Para surfear en una piscina cogiendo la misma ola siempre prefiero patinar,ir a eskyar o tomar unas cañas.

      Eliminar
    4. El argumento 4 y algunas escuelas de surf o tiendas que alquilan material no son compatibles según su criterio. En cuanto al punto 8 y teniendo como referencia a el Arsenal de Donosti. El surf no es gratuito. Hay que desplazarse, (en el transporte público no está permitido llevar bultos grandes. Si vas en coche contaminación y hay que pagar por estacionar. Dejar tus pertenencias en la playa..... Tiene su peligro.
      Que me digan que los, LAS, LES surfistas somos ecológicos...

      Eliminar
    5. Esquiar y la piscina de olas es lo mismo.

      Eliminar
  2. Se pueden buscar otros emplazamientos como Pamplona o Vitoria, no a 5 KM de la playa y en un sitio con valor ecológico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en esto, totalmente. Que nos traigan olas donde no las tenemos ya...

      Eliminar
    2. Madre mía vaya argumentos!!!
      De 15 argumentos no se sostiene mas que el de los animalitos que viven en el lugar.
      Haber cuantos de los firmantes no ha ido hacer snow o ski a una estación, o igual es que hace fuera de pista y suben andando, que también puede ser.
      Por cierto, a Navarra no vais por la autovía verdad?

      Eliminar
    3. Oye, cuñado, intenta por favor opinar como esos surfers firmantes que dan argumentos, datos y nombre y apellidos.

      Eliminar
  3. Que valor ecológico tiene?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Argumento 7: La infraestructura tendría consecuencias medioambientales muy negativas:

      • Destrucción de un entorno natural que forma parte del cinturón verde de Donostia y que supone el hábitat de mamíferos como zorros, tejones, ginetas, ardillas, y garduñas, y también un espacio de alimentación, descanso y nidificación para 109 especies de aves como el milano real, actualmente en peligro de extinción.

      • Degradación de una de las pocas zonas rurales de Donostia que se conservan en buen estado, y destrucción de suelo agrícola actualmente en uso.

      • Consumo significativo de energía eléctrica y agua en un contexto mundial de emergencia climática allí donde existe una alternativa natural.

      Se puede leer el argumentario completo aquí:

      http://surfistabuscaparaiso.com/no-a-las-olas-artificiales-en-san-sebastian/

      Eliminar
  4. Valor ecológico tiene el parque de mi pueblo, que durante el mes de mayo pasa de largo el pajarus edulis comun, y la primera semana d marzo camina en el, el bichobolix castrensis...

    ResponderEliminar
  5. Me hubiera encantado leer las razones para posicionarse en contra de esa ola artificial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Querrás decir para defenderla?... Porque las razones para posicionarse en contra ahí las tienes bien claramente explicadas.

      Eliminar
  6. Aunque la política se vista de seda... política se queda.

    ResponderEliminar
  7. Pones en la nota que presentan 15 "sólidos" argumentos. No sé si la calificación es tuya o de alguna nota que hayas recibido, pero agradecería poder leerlos para juzgar yo. Eskerrik asko!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahi las tienes ;)

      http://surfistabuscaparaiso.com/no-a-las-olas-artificiales-en-san-sebastian/

      Eliminar
  8. Creo q las olas artificiales han venido para quedarse.
    Ya nadie protesta en Donosti por piscinas de natación artificiales, antiecologicas, q saturan la concha de nadadores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la concha, lo que mas hay son bañistas, no nadadores.

      Eliminar
    2. En Donosti la preocupación por el turismo de masas está en el epicentro de muchos problemas gordos. Y la masificación en la Zurriola ni te cuento. Y esa piscinita pega mal y duro en las dos.

      Eliminar
  9. Pues despues de leer los argumentos de los surfistas, me parecen incuestionables y demoledores para los defensores del proyecto. A ver que as se sacan de la manga los politicos para seguir adelante con el proyecto. Mal tambien por la empresa promotora; no puedes vender una piscina de olas para que la pongan en cualquier sitio. Las empresas tambien tienen una resposabilidad social.

    ResponderEliminar
  10. Que la pongan en Madrid, en el cantábrico no queremos proyectos contra el medio ambiente y la naturaleza para que surfeen cuatro pijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel es de los que va a surfear en transporte público, recicla hasta el agua de lluvia, tiene paneles solares para autoconsumo y no se quejaba de que fueran viviendas en Antonegi porque se la sudaba ese entorno ( hoy alzado al nivel de biosfera protegida).
      Doy fe de que la huella de carbono de Miguel es terriblemente baja, y que lo que hace es coherente con lo que dice. Su traje es de caucho, no de neopreno, su tabla de pawlonia, no de poliuretano y poliéster, y la parafina la hace con cera de abeja y no de derivados del petróleo.
      Trabaja de agricultor desde que dejó la fábrica contaminante, y cuando termina, vuelve en bici a casa.
      Miguel es tan verde, que le llaman Shrek.
      Hay tantos Migueles en este foro, tan politizados, que os va a pasar en Gipuzkoa lo de la incineradora en versión 2.0.
      Por cierto, con esos 45 millones perdidos y que los Migueles no echan en falta se podía haber hecho tanto a favor de la ecología real ...No aprendéis!

      Eliminar
    2. Puedes intentar ridiculizar al tal Miguel todo lo que quieras, pero lo cierto es que los argumentos que dan los surfers contra el proyecto son aplastantes. No se trata de ser el mas ecologico del mundo. Simplemente no crear un problema donde no lo hay. Yo intento que mi huella de carbono sea baja, con mis incoherencias, como casi todos, pero desde luego procuro no colaborar con proyectos de esta naturaleza que solo benefician a unos pocos...

      Eliminar
  11. Los zorros rojos y ardillas varias, no paráis de consumir petróleo en vuestros trajes, tablas...y venís a dar lecciones de eco...? Ni idea de la realidad del consumo o impacto medioambiental del garden...polideportivoak al carajo, estadio de Anoeta al carajo, zubieta zorros y zorras por un tubo. Surfista de que, desde el anonimato y sin datos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas últimas palabras te describen bien.

      Son surfers con nombres y apellidos, informados y argumentando civilizadamente. ¿Pero qué os pasa?

      Eliminar
    2. El único argumento real que tienen es que no quieren más surfers de "fuera"en la zurriola. Y que son una comunidad se lo creen ellos. Son unos nazis que quieren estar solos en el pico. Porque muchos son más boyas que surfistas. Por mi encantado que la hagan en Pamplona. Pero los meados de Sanfermines que que los hagan en sus portales de tanto valor ecológico. Y si les preocupa la masificación igual se tenían que haber cortado un poco con las escuelas de surf. Que hace 10 años cambiamos todos y ahora da por el culo surfear en la zurriola. Eso sí, igual es que la comunidad de surfistas se SS vive un poco de dichas escuelas... digo...

      Eliminar
    3. Uno de los argumentos es el turismo. Es decir que no quieren a surfistas de otros sitios. El localismo entra o no en los principios del surf? Siempre me lo he preguntado. Son los que mejor conservan su entorno. Impidiendo que más gente entre en el agua, desaturando algunas playas. Si al final van a ser los más verdes.

      Eliminar
  12. Sinceramente me la pela , pero es curioso como la peña se enzarza como si la vida les fuera en ello .... desde el confinamiento os veo con ganas de discutir por cualquier cosa ....... jajajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  13. Unos argumentos son puramente egoistas, otros se sustentan en incoherencias flagrantes del mundo del surf (sostenibilidad?, ecología?, que la gente lo piense cuando hace su trayecto solito en su coche a la playa de turno, cuando acampa en cualquier lado degradando el entorno, cuando se produce su neopreno o su tabla con materiales procedentes de procesos altamente contaminantes, cuando decide coger un avión).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu no hablas interesadamente, Wave Garden no tiene intereses...

      Son surfers (¿como tú?...) y quieren seguir surfeando sin que se jodan más las cosas.

      Eliminar
    2. ¿Me explicas por favor cuáles son tus argumentos no egoístas y coherentes para defender esa instalación en un entorno verde?

      Eliminar
    3. Que es un entorno verde? Las construcciones en el litoral quitando terreno al mar y alterando los fondos? Las carreteras? La luz artificial que contamina lumínica mente por la noche? Que penalicen el autoconsumo energético? El transporte motorizado? El que la comida ultra procesada sea más cara que la de sin procesar o con menos procesamiento?

      Eliminar
  14. Con estos argumentos también pueden desacerse de todas las piscinas artificiales, cuando tienen posibilidad de nadar en el Urumea o en La Concha... Dejemos de ser tal intolerantes y sigamos avanzando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie propone deshacer nada. Hoy y ahora, de verdad que nos la suda todo por tres baños en pisicina de olas al año?!...?

      Eliminar
  15. A ver chavales, ¿noi creéis que hemos llegado a un punto en el ue hay que plantearse las cosas un poco más que lo que lo hacíamos en el pasado?...

    ResponderEliminar
  16. Con un argumento me basta:

    Que con esas piscinas van a aumentar la masificación en las playas cercanas es una realidad obvia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, ese argumento es suficiente para oponerse al proyecto. Pan para hoy hambre para mañana.

      Eliminar
    2. No hace falta más argumentos, para los que llevamos surfeando toda la vida claro

      Eliminar
    3. Por eso dicen que no quieren piscina de olas en ese entorno... Vamos que las pongan en otro sitio y ya si eso voy y la cago.. Pero no cerca de mi casa.

      Eliminar
    4. Entonces, las escuelas de surf? Los campeonatos? Las marcas de ropa de surf? A la hoguera con ellas?

      Eliminar
  17. De todos esos que están en contra, veremos cuando no tengamos olas en un largo período de tiempo,cuántos se pasan por la piscina que tanto critican.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si si ya me pueden esperar si son 100 pavos la hora que prefiero ir a hacer cualquier otra cosa , que las olas ya volveran a su sitio que es el MAR Y.

      Eliminar
    2. Eso es demagogia! Tu puedes estar en contra de que hagan X infraestructura y si después finalmente la hacen, y te tienes que comer sus consecuencias negativas, solo faltaría que no pudieras ir (además con suelo público, etc).

      Por cierto, dale la vuelta al argumento: los que estáis a favor, cuando se masifiquen más las playas de gente que ha aprendido fácilmente en la piscina, vais dejar más olas a aquellos que ya avisaron y trataron de parar el mounstruo?...


      Eliminar
  18. Que lo monten en Castilla, bastante chapuza hay con el pseudometro, que con la bici, el bus y el paseo ya nos apañabamos.
    Hay 3 playas en la ciudad que se petan de surfistas, no hace falta una piscina de olas para guiris con pasta. Ladrillazo a la vista.

    ResponderEliminar
  19. no pasa nada que la construyan en barcelona jajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero hay olas en el Mediterráneo? Si cuando se pone bien plantan la bandera Roja y multan por entrar al agua....

      Eliminar
  20. Pues yo voy a sakar una propuesta para ke cierren todas las eskuelitas d surf,y diria que me valen esos mismos argumentos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según ellos ya están dentro de sus argumentos, incluidos campeonatos que ponen la música muy alta y molestan a las gaviotas. O solo me lo ha parecido a mi?

      Eliminar
  21. En Andalucía también recibiremos el proyecto con los brazos abiertos...

    ResponderEliminar
  22. 11:21 jajajajajajajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  23. En Cataluña (Mongat) ya tumbaron una. Para mi sólo con un argumento me vale, la gente que venndrá a probarla, de Madrid, Barna, Asturias etc. luego querrán entrar en Gros y Gros ya no admite más gente estamos saturadísimos, que la hagan en Castilla o Navarra o Alava que tienen sitio de sobra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y luego querrán ir a un sitio de verdad como la concha

      Eliminar
  24. Las escuelas ven su negocio peligrar! Se os ha jodido el chiringuito como vosotros nos habéis jodido nuestro surfin. Donde las dan, la toman. Aprovechad para hacer caja lo que os queda.

    ResponderEliminar
  25. Habria que hacer una plataforma a favor!! Ya se cargaron la de san juan de luz y ahora a por la siguiente... Hay otros demonios mucho peores contra los que luchar joer..... Las ganas que tenia yo de tener una de estas cerca para no tener que pelear por las zurraspillas que me dejan coger los locales de por ahi. Pagas tu hora y a turnos.

    ResponderEliminar
  26. Ya pararon el de san juan de luz y ahora a por el siguiente... Habria que hacer una plataforma a favor o recoger firmas para que lo hagan.Las ganas que tenia yo de dejar de pelear en la playa por las zurraspas que te dejan los locals de por ahi. Te pagas tu horita de surfing y a practicar maniobras...
    Venga hombreeee que hay cosas mucho mas serias e importantes por las que luchar!!

    ResponderEliminar
  27. Mucha escuela con piel de cordero....

    ResponderEliminar
  28. Los argumentos utilizados me pueden valer y a mí, personalmente, no me gustan las olas artificiales, por ser eso, artificiales, ellas y su entorno: me parecen elitistas, irreales y además, se cargan la esencia del surf.
    Pero me falta el otro lado, esto es, nadie conoce realmente el proyecto, su estudio de impacto ambiental y los argumentos que pueda esgrimir la propia empresa que las hace. Que por otra parte es donostiarra, y no me cabe duda de que quienes la regentan no son precisamente unos devastadores del entorno; teniendo en cuenta que fue uno de ellos quien trajo a Donostia la Surfrider Foundation.
    Conocemos realmente el impacto negativo del proyecto en cuanto al uso energético del agua?
    Por otra parte se habla de políticos en sentido genérico; es que nadie sabe quien está detrás de un colectivo como Eguzki?
    No será que otros políticos están utilizando este proyecto para generar otro tipo de corriente de opinión?
    Por otra parte, llevo 30 años surfeando, y hay colectivos que no conozco de nada y poco tienen que ver con el surf, al margen de Surfrider
    Por último, El propio titular también carece de objetividad si luego se lee la noticia. Lo que crea estados de opinión, no información objetiva.
    Echo de menos lo que pueda decir la otra parte, y sus argumentos para defenderse.
    Por cierto, no estoy a favor del proyecto, pero no creemos opinión sin tener toda la información.
    Eskerrik asko

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no fuera por la movilización de este colectivo y esos surfers firmantes, aquí no habría ni debate ni nada!

      Eliminar
  29. ...y se os olvida lo más importante, si te parecen elitistas y que van en contra de la esencia del surf, etc... si lo llegan a abrir no vayas. En el fondo estoy de acuerdo practicamente con todo. Llevo haciendo surf dese principios de los 90's y no me gustaron en su día las escuelas de surf, el decathlon, el desarrollo de la costa, las autovías, las autocaravanas,... pero es lo que hay...me falta la información de si a lo que se oponen es a que haya dinero público para ese proyecto, es lo único a lo que le veria sentido, si no dejad que cada uno decida el surf que quiere vivir lo otro es como si los futbolistas se opusiesen a que se hicieran pabellones para jugar al fútbol sala

    ResponderEliminar
  30. Dice surfistas de donosti, pero cuántos son? Cuidado que igual son menos de lo que parece

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la cuestión, ayun y empresa se lo cocinan y se lo comen, sin consultar a nadie, ni al club de surf de donosti...

      Eliminar
    2. Son los onlylokal

      Eliminar
  31. Ahorita mismo les están construyendo un metro acá que ni siquiera necesitan. Millones de euros retrasos sobre costes... donde estaban esos surfistas.
    Por ir terminando, ningún surfista de acá viaja a indonesia a agarrar olas teniéndolas en la zurriola verdad? Ande y cuidense y dejen de platicar rabanadas

    ResponderEliminar
  32. DECATHLON fuera también!!!
    No hacen nada más que vender tablas,tablones y paddless
    La peña está flipada.
    Que cierren también las escuelas de surf. Es más difícil andar en bicicleta y no hay una escuela en cada paseo del pueblo.

    ResponderEliminar
  33. Si dejan votar a todos y todas las personas de Donosti. Que nos dejen votar por el metro ( donde estabais?) Polideportivos a machete y deficitarios, la masificación pues como las sociedades por orden de antigüedad...así que...sintamos más de la mitad...venga a jugar a pala! Ostras que los frontones que están en el monte no invaden hábitat...o el libro que escribió nuestro amigo iraizoz no ha talado árboles. Eso sentido común campeon

    ResponderEliminar
  34. Egunon,
    Si se tiene que hacer una piscina de olas que la hagan en un poligono industrial, pero que no jodan un entorno natural. Es una empresa más. Además en las mayoría de los casos hay un rio al lado. Seguro que las fotos no quedan tan bien pero es más sostenible. Ya nos jodieron las mejores huertas con los poligonos, como haya una fuerte crisis con el transporte vamos a comer cemento, como para seguir jodiendo espacios naturales.
    Respecto a la saturación de Gros, o el Pais Vasco en general, es cierto, con una piscina así los picos se van a saturar más. Tiene más sentido hacerla en Madrid, Barcelona, Valencia o Paris.

    ResponderEliminar
  35. Totalmente de acuerdo, en esa zona es más un interés privado que público.
    Por favor, traerlo a Alicante. Allí nos faltan olas y terrenos muertos hay de sobra. Por energía sobra el sol.
    En serio, moverlo a Alicante, todos ganamos, nada ni nadie perderá y aquí nos hace falta!
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  36. que la pongan en ballonti que hay mucho surfer y skater por la zona

    ResponderEliminar
  37. Pondria la mano a que mas de uno que firma eso tiene su escuela de surf,y tambien revienta la esencia del surf,y aprobecha un entorno natural petandolo de corchipanes y sups,lo que hay que hacer por no trabajar

    ResponderEliminar
  38. Me da la sensación que hay poca seriedad en algunos comentarios. Salvo el impacto ambiental, que tendrá que ver el resto. Es decir, meter a decatlón por medio, escuelas de surf, ... No lo entiendo.
    - El mar y las olas son de todos. Si el surf esta masificado y te quejas, deja de pillar olas y habrá una ola más para otro.
    - Si en otros países con entornos naturales preciosos han sido capaces de hacer wave Gardens porque aquí no. Otra cosa es que la ubicación no sea la ideal que en este caso lo desconozco.
    - ¿Alguien sabe la aportación económica que puede generar a la ciudad, zona, un proyecto de estas características? Yo lo desconozco.
    - Tener un wave garden en Euskadi si aporta riqueza no lo vería mal. ¿ Ubicación? No se cual sería la ideal pero seguro que sea donde sea siempre va a ver alguien que proteste.
    - Por último, considero que somos algo hipócritas con lo del medio ambiente. ¿ Cuánto contaminamos con el coche cada vez que queremos ir a pillar olas?

    ResponderEliminar
  39. Las olas son d todos pero no para hacer negocio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. +10000 si las olas son de todos, están en un espacio público (al igual que un quiosco de helados en un paseo maritimo) por que el quiosco tiene que pagar impuestos a costas por utilizar espacio público para su negocio y una "escuela" De surf no?
      Por que se les llaman escuelas de surf cuando algunas lo único que hace es alquilar tablas y trajes con un "monitor"

      Eliminar
    2. 22:38 Si tienes una tabla y un traje alguien habrá hecho negocio contigo.

      Eliminar
  40. Aquí el otro punto de vista... https://margruesa.com/polemica-wavegarden/

    ResponderEliminar
  41. Por otra parte algunas fuentes de información son de dudosa calidad. Concretamente el punto 7 y las consecuencias medioambientales, donde se habla de "109 especies de aves".
    Según los últimos datos de la "Sociedad de Ciencias Aranzadi" en el cuadrante de Antondegi existe un censo de 28 especies. ¿De dónde han salido las otras 81 hasta las 109 que han contado los surfers donostiarras?

    Por cierto, entre las cuales tampoco se encuentra el Milano real, como ellos dicen, sino el Milano negro (Milvus migrans) que para nada se encuentra en peligro de extinción y es una de las rapaces más abundantes en Europa.

    Fuente:

    ResponderEliminar

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

* Los comentarios reflejan solo las opiniones de los lectores.

* No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes, de mal gusto o contrarios a las leyes.

* No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.

* Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.

Con la tecnología de Blogger.