Maldivas Surf trip: Primeros días

maldivas surf trip surfari 01
Pese a que estábamos agotados del viaje no tardamos en abrir las fundas de las tablas, todas intactas, y empezar a montar las quillas, atar inventos y distribuir parafa tropical por las tablas mientras el Dony nos llevaba ya desde el barco hasta Sultans, una derecha enfrente de una pequeñísima isla.
No tuvimos demasiado tiempo para pensar en el arrecife y cuando nos lanzamos al agua rompían preciosas series de entre metro y metro y medio con viento cruzado. Lo que más me sorprendió al llegar al pico fue la calidez del agua, 26 grados, y la potencia de las olas, un metro en Maldivas no es lo mismo que un metro en casa.

Fuimos uno tras otro pillando olas potentes aunque ligeramente bacheadas. Según te acercabas a la orilla y empezabas a doblar la pequeña isla, la ola se hacía más redonda, con más pared y fuerza y también más peligrosa cuando todavía no le tienes tomada la distancia al arrecife. Era ahí donde la mayoría de la gente se concentraba, el tramo donde uno se podía hacer tubos y triunfar.

Yo me mantuve lejos de esa zona al comienzo tirándome más a la derecha para no tener que pelear las olas. Pero si algo marcó ese día fue una serie desfasada de más de dos metros, que a saber de donde vino, pero que nos pilló a todos los que estábamos en el agua. Tirar la tabla (primero miré, por supuesto) fue la mejor opción y pese a ello nos arrastró a casi todos más de 20 metros dejándonos muy cerca de la orilla. Poco a poco, ola tras ola, pudimos remontar sin mayores daños que la segregación de adrenalina en nuestro cuerpo.

El día siguiente las condiciones fueron las mismas en las 8 horas que estuvimos en el agua, quizá un poquito más grande que el día anterior. A la mañana vimos una tortuga pero si algo nos impresionó fue ver a un grupo de delfines surfear durante un puñado de minutos a pocos metros de nosotros. Nunca lo había visto y realmente fue impactante.

Poco a poco nos fuimos acostumbrando a la rutina de surfing en las Maldivas. Nos levantábamos temprano en la laguna, en el interior del atolón, que es donde todos los barcos duermen, desayunábamos un café y galletas para luego dejarnos en el pico con el Dony, surfear un par de horas o más y vuelta al barco que ya estaba cerca del pico para un desayuno de verdad con fruta, tortilla francesa, salchichas, tostadas, tomate, etc., y vuelta al agua. Otro baño largo y el Dony nos volvía a recoger para ir al barco mientras tomábamos unos trozos de coco que nos había preparado la tripulación, comer a base de tallarines, verdura, arroz con curry, pescado y fruta y descansar un poquito antes del siguiente baño. Más olas y otra vez al Dony que nos llevaría a la laguna donde ya estaba el barco para cenar, contar batallitas con una cerveza en la mano, ver alguna película de surf que habíamos traido y posteriormente irse al camarote a dormir.

Después de dos días surfeando la misma ola nos dispusimos a visitar otra derecha, Jails, llamada así porque ahí está la cárcel. Me acordé de la playa de Berria, donde también hay otra cárcel, y me pregunté como un surfista ahí dentro podría soportar esas vistas.

Ese día el mar estaba casi perfecto, olas de un metro que abrían hasta la eternidad. Era el primer día que estábamos solos en un pico, algo que nos extraño pero que tras cinco minutos en el agua nos dimos cuenta del por qué. La corriente era tan fuerte que nos impedía llegar al pico. Aún así cogimos buenas olas, pocas pero muy buenas y después de desayunar por segunda vez, con los brazos casi rotos del esfuerzo, volvimos y sorpresa, la corriente había desaparecido. Unos cuantos de nosotros aprovechamos la circunstancia para ponernos morados a coger olas e intentar cosas que en casa no podríamos. La ola, al estar tan levantada, con tanta pared, te devuelve a ella por muy lento que hagas los giros, un placer. Era la imagen de Maldivas que tenía en la cabeza. Por cierto, las fotos no muestran realmente la calidad de las olas. Nadie se quería quedar en el barco a tirar fotos cuando estaban rompiendo esas preciosidades.

Media hora más tarde, aparecieron surfistas de otros barcos y algunos de los hoteles cercanos y tuvimos que compartir con ellos estas maravillas. Una lástima pero que nos quiten lo bailado.

La tarde fue parecida aunque con algo más de viento. Fue cuando después de perderle el miedo al reef este me dio una caricia en el pie, nada grave. Rozar el arrecife es sinónimo de herida y con la humedad que hay y las horas que te pasas en el agua, esta tarda mucho en curarse.

Fue el primer incidente de día pero no el último. Cuando ya habíamos cenado y estábamos disfrutando de una buena cerveza Tiger, importada de Singapur, oímos un fuerte y seco ruido. Inmediatamente un tripulante del barco fue a proa y comprobó que los cabos de dos de las tres anclas que habían lanzado se habían roto. Se tiró al agua de noche, en medio de la corriente y con una tormenta que daba miedo para recuperar los cabos mientras nosotros nos acercábamos peligrosamente por popa a otro barco anclado. Finalmente encendieron motores y consiguieron recuperar los cabos para asegurar el barco. El peligro había pasado.

maldivas surf trip surfari 02

maldivas surf trip surfari 03

maldivas surf trip surfari 04

maldivas surf trip surfari 05

maldivas surf trip surfari 06

maldivas surf trip surfari 07

maldivas surf trip surfari 08

maldivas surf trip surfari 09

maldivas surf trip surfari 10

maldivas surf trip surfari 11

maldivas surf trip surfari 12

Artículos relacionados

13 comentarios

Escribe un comentario
txetxu
28 de mayo de 2010, 14:34 borrar

Se me ha hecho un nudo en el estómago según iba leyendo el diario de abordo. Me imagino en tu pellejo. Es el sueño de cualquier surfista viajero. Las primeras olas en el sitio de tus sueños.

Me alegro de que hayas hecho realidad parte de tus sueños.

Saludos.
Txetxu

Responder
avatar
28 de mayo de 2010, 15:02 borrar

Que pasada, y flipo con la temperatura del agua...26 ºC aquí ni en las piscinas... =)

http://laolaencendida.blogspot.com/

Responder
avatar
surferilla
28 de mayo de 2010, 15:14 borrar

Uaau! que gozadaaa! Enhorabuena por vuestro surftrip!! lo cuentas muy bien :)

Responder
avatar
Anónimo
28 de mayo de 2010, 16:08 borrar

Que puta envidia. Y yo estudiando...

Responder
avatar
Anónimo
28 de mayo de 2010, 16:53 borrar

parece q estás contando el trip a Mentawai q me hice hace 3 años...

sensaciones y baños, comida... esa rutina que pillas en 2 días y que sabes que es una gozada que no vas a repetir en tu vida posiblemente...

a ver como me va en junio en maldivas

Responder
avatar
28 de mayo de 2010, 21:36 borrar

que bueno que lo compartís con nossotros.... filmate una serie de olas para ver como rompen, sin importar que seas vos el que está surfeando

Responder
avatar
Anónimo
28 de mayo de 2010, 21:38 borrar

Cochina envidia...
sigue contándonos el viaje que es un placer leerte.

Responder
avatar
Anónimo
29 de mayo de 2010, 10:44 borrar

¡¡GRACIAS SURF 30 !! por alegrarnos el dia,por enseñarnos el paraiso, darnos esperanzas de que algún dia surfearemos por allí y por compartir con cariño y detalle este super trip. Mi novia también te agradece tu sinceridad en lo referente a Costa Rica. Ya pensaba yo, que Costa R daría mas juego en un viaje con pareja no surfer. Cuando vayamos ya te preguntaré por los spots.
Gracias again, y un saludo a todos

Responder
avatar
29 de mayo de 2010, 11:23 borrar

Que envidia surf30,

Yo estuve por aquellos lares en el 2004, y no podría describir la experiencia mejor que tu.
La ola del corrientón y que aumenta de tamaño según vas avanzando y crea un codo es Honkey's, una izquierda realmente divertida. También nuestros brazos sufrieron de lo lindo.
Lo de las tormentas por la noche es espectacular, acojona de verdad, pero al final te acostumbras porque es muy habitual.

No estoy muy de acuerdo con que las olas allí tienen más fuerza que aqui. En cualquier sitio de Indo tienen aún más, y para mi es un destino perfecto antes de ir a otros lugares con más power. Lo que sucede es que son olas más verticales y con mucha mejor forma que aquí y te "llevan" mejor, por lo demás son muy asequibles. Al igual que el arrecife, que es duro pero no tan afilado como Bali.
Yo lo describiría como "el parque de atracciones del surf", una especie de waterworld, y que por desgracia en temporada alta está demasiado abarrotado, gran elección de fechas por cierto.
¿Probasteis Cokes? A mi entender es la mejor ola de Maldivas norte.
Un saludo y bienvenido de nuevo

Responder
avatar
Anónimo
29 de mayo de 2010, 12:08 borrar

cuanta peñaza puede heber en el pico?no es enplan mundaka no?vamos,que no hay esa lucha no?

Responder
avatar
29 de mayo de 2010, 15:04 borrar

Honkey's es la izquierda de Sultans y alguno la probó sin mucha suerte. Es curiosa porque va recta pero luego hace un codo, que es donde va dando la vuelta a la islita. De Cokes no te puedo decir nada todavía, no te adelantes! ;)

En cuanto a la gente, si, había mucho. Hay que tener en cuenta que los vientos cruzados hacían que no funcionase más que sultans y yails así que toda la gente de barcos y hoteles estábamos ahí. Tengo pensado un post especial acerca de la gente en el agua, realmente curiosa.

Un saludo,

Responder
avatar
29 de mayo de 2010, 15:06 borrar

Ah! y no hay tanta lucha como en Mundaka, había menos gente yolas de sobra para todos, el pico no está tan definido y las olas son lo suficientemente largas para esperar a que se caiga alguien o que le cierre.

Un saludo,

Responder
avatar
Anónimo
29 de mayo de 2010, 15:20 borrar

me alegro surf30 de que lo hayas pasado bien en tu viaje...

una cosa, podrias si no es mucho pedir explicar un poco los trámites para realizar un viaje a un sitio como Maldivas..
Gracias.

Responder
avatar

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.