El respeto mutuo

Vuelvo a leer, otra vez más, esa pedazo de publicación que es The Lonely Mind un artículo titulado "Soul surfer" que aparece en su último número y me fijo en el siguiente párrafo:

Hasta el mas torpe de los novatos que se acerca por primera vez al mar y lucha con las espumas una tras de otra, (no olvidemos que esos días por los que todos hemos pasado en los que el surf sólo era masoquismo), que rema olas sin cogerlas, que cuando coge olas hinca el pico una vez tras otra, sólo porque siente que debe seguir. Impulsado por un ímpetu desconocido, como un salmón hacia delante. Ya de por sí merece mi respeto, mi ayuda y mi asesoramiento.
Hasta el mas experimentado de los surfers, tanto por la edad, como por el tamaño, como por su nivel, debe observar y darse cuenta del respeto que merecen aquellos que se acercan por la playa y se meten al agua después de superar decenas de pruebas que aburren a cualquiera, como cargar, descargar, encerar, tragar un día tras otro, caer una y otra vez, salir reventado, dejar a la familia, cambiarlo todo por un baño, en definitiva todos, que sin ser ese prototipo de soul surfer que tenemos en mente, siente el surf de la misma manera, dentro, íntima y a su manera.


Esa es la clave de todo: el respeto

Artículos relacionados

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.