Aguas revueltas en el mercado del surf

Hace siete meses, el súbito cierre de la fábrica de Clark Foam en Laguna Niguel cogió por sorpresa a la industria del surf. Aunque la demanda de tablas de surf ha estado creciendo no ha habido escasez.

"Al principio todos estábamos frenéticos. ¿Qué vamos a hacer para conseguir foam?" comenta Bill Bahne presidente de Fins Unlimited en Encinitas, California, que representa a los fabricantes de Surf mediante la asociación Surf Industry Manufacturers Assn. Board...

"Pero la verdad es que todo el mundo tuvo tiempo para conseguir proveedores de foam alternativos".

Se estaba refiriendo a la decisión de Gordon Clark's de cerrar su fábrica después de 44 años en el negocio. Su compañía fabricaba los dos tercios del foam para tablas en los Estados Unidos por lo que su cierre suscitó miedo a la escasez.

Lo que los vendedores necesitaban en el primer semestre del 2006 era más compradores. Las ventas cayeron por varias razones.

Algunas tiendas llenaron su almacén en Diciembre cuando los primeros rumores acerca del cierre de la fábrica se empezaron a escucha, aumentando los precios y agotando la demanda para los siguientes meses. Además, con tantos nuevos proveedores de foam viniendo de todos lados, las tiendas cuestionaron su calidad.

Con el aumento de un 20% del coste de una tabla cuando Clark Foam cerró, no todo el mundo quería soltar tanto dinero teniendo otras variables en el aire como el precio de la gasolina o los tipos de interés.

En ese momento una tabla que costaba 400 US$ pasó a costar 1.100 US$. Muchos de los surfistas entonces empezaron a comprar kits de reparación estirando la vida de sus antiguas tablas.

"Tenemos algo de resaca de la demanda", comenta T.K. Brimer, dueño de Frog House en Newport Beach, quien reconoce que fue uno a los que le cundió el pánico.

Inicialmente, Brimer compró mas de 200 tablas de foam para su tienda de un proveedor local. Al principio se vendieron rápidamente. Luego decidió pedir otras 80 más a unos productores australianos.

"Cuando hice el pedido, creía que era el más listo del mundo," Brimer reconoce. "Ahora esta es la realidad: No sé dónde voy a almacenar esto."

Las ventas de Channel Islands Surfboards, que anunció que era comprada por Burton Snowboard, cayeron un 30% comparadas con las del año anterior, declara el director general Scott Anderson. Channel Islands Surfboards es el mayor vendedor de tablas de foam de los ·E.E.U.U.

Pero Anderson también comenta que las ventas han estado aumentando en las últimas semanas, como las olas y la temperatura.

La gran mayoría de las tablas vendidas en los E.E.U.U. están hechas de foam, pero está aumentando la aceptación de las tablas de epoxy, hechas de foam de poliestireno y epoxy y producidas en masa en Asia.

Surftech, una compañía de Santa Cruz que usa el foam de poliestireno y resina, han sido galardonados como los shapers del año por la industria del surf.

Los pedidos han aumentado significativamente respecto al año pasado, comenta Fritz Bensusan el director de ventas de la compañía.
La razón esencial ha sido el cierre de Gordon Clark junto con el aumento de los precios del foam tradicional haciendo que la diferencia entre una tabla de surf hecha con foam y otra con epoxy, como las producidas por Surftech fuera menor.

Otros también consiguieron beneficiarse del momento.

Por ejemplo, Bahne de Fins Unlimited ayudó a lanzar Pacific Foam en Oceanside para fabricar tablas de poliuretano.

"Antes de 5 de Diciembre no se me habría pasado por la imaginación el fabricar foam", comenta.

"Está compañía amplió su capacidad de producción en California, abrió una planta química en Nevada y empezaron a fabricar foam en Australia vendiéndolo luego en Japón" comenta su dueño, Scott Saunders. La compañía produce 250 tablas de foam al día en comparación de las 25 que producía hace siete meses.
Todavía, declara, " desearía que Gordon Clark no hubiera cerrado... Eso supuso una presión muy fuerte para mí durante muchos meses".
Y luego está el problema de estar trabajando cuando podrías estar en el agua comenta Gary Linden, director de planta de Walker Foam Inc. en Wilmington, donde las ventas se han multiplicado por diez desde Noviembre.
"Me estoy perdiendo un montón de sesiones y eso es muy duro de asumir", comenta.

"No he trabajado tanto en mi vida".

Artículo aparecido en L.A. Times el 4 de Julio del 2006

No hay comentarios:

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.

Con la tecnología de Blogger.