La historia de la ola de Asier Muniain

Asier Muniain en Playa Gris - Premios Billbong XXL
Asier Muniain ya está en Los Angeles para participar en los premios Billabong XXL en la modalidad de remada tradicional.

Hoy en Diario Vasco sale una entrevista muy interesante de como vio esa sesión la persona que consiguió inmortalizar esa pedazo ola que pilló Muniain, Pablo Azkue


Salí de casa para las 8 de la mañana con intención de buscar alguna foto desde otro ángulo, pero no imaginaba que el día diese para tanto. Estuve casi todo el día con Pablo García y Mikel Larrañaga, sacando fotos desde otros ángulos que resultaron muy interesantes. Cuando la sesión estaba por terminar, aparecieron Ibontxo y Mikel Agote con su moto, y justo fue el momento en el que Pablo y Mikel Larrañaga tuvieron un percance y la tabla acabó en las rocas...
Así que parecía que todo terminaba por ese día. Pero una serie enorme rompía en la barra de Playa Gris, e Ibontxo y Mikel Agote rápidamente se dirigían hacia allí para comprobar que no era un espejismo, y que en menos de 5 minutos otra serie rompería igual de fuerte y agresiva. Así que cogí la furgoneta y de Orrua me dirigí a Playa Gris.

En ese momento la luz era muy pobre; eran las 5 de la tarde y ya no quedaba casi nadie por allí. Las olas iban en aumento pero sabíamos que esa sesión tenía los minutos contados. Cuando parecía que poco más haríamos allí, corriendo como un poseso aparecía Axier Muniain. Nos miramos perplejos. Eran las 17.30 del 29 de noviembre, con un cielo gris y una bruma elegante... Nadie en su sano juicio haría eso. Pero Axier estaba en el pico en menos de 3 minutos. No podíamos creer lo que veíamos.

Cuando llegó al pico todos sabíamos que era un momento histórico, que estábamos ante una situación que pocas veces se había dado en nuestra costa y la tensión era máxima. Creo que los que lo presenciamos estábamos mas nerviosos que el mismo protagonista de la hazaña. En cosa de otros 3 minutos se acercó la gran ola. Se colocó en la tabla, remó a tope, y con una maestría fuera de lo normal se puso en pie y bajó la ola más grande que he visto coger remada en vivo. Cuando la tabla, en plena bajada, le hizo aire y giró, pensábamos que ahí llegaba el peor momento de la tarde, pero Axier dio una lección de cómo afrontar situaciones en las que los demás no responderíamos. Bajadón espectacular, casi en el aire, giro abajo de la olas y aplausos de los que allí estábamos.

Fue algo increíble. Era de noche, casi no se podía apreciar la ola, su tabla quedaba tan pequeña que no alcanzábamos a decir cuántos metros tenía... Sólo se veían caras de alegría, aplausos, gritos... El surfista que habíamos visto crecer desde muy pequeño, y que poco a poco nos ha sorprendido con un surf explosivo, era el protagonista de la hazaña más arriesgada.

2 comentarios:

  1. me ha entrado un escalofrio mas grande al ver su video!!
    que majestria!!! waow

    ResponderEliminar
  2. Si la foto tiene derechos, por qué la recortas para que desaparezcan los créditos?

    ResponderEliminar

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.

Con la tecnología de Blogger.