Electricidad, sangre y tablas de surf en Gaza


Resulta que hay veces que la vida no es bonita, que la gente sufre y los bonitos gestos no sirven para aliviar tanto dolor y sufrimiento.

Después de que Dorian Paskowitz llegase desde Hawaii para entregar unas tablas de surf a un puñado de aficionados al surf en Gaza, los tanques israelíes han vuelto a entrar en territorio palestino matando a una decena de personas e hiriendo a otros veinte en lo que el ejército israelí ha definido como una "operación de rutina". Y la verdad es que el ejercito israelí tiene razón porque son operaciones rutinarias. En Gaza es rutinario, común, que el ejercito tiña las calles de Gaza de sangre, que tanques y aviones ataquen sin distinción a milicianos y civiles definiendo a estos últimos como "bajas colaterales", otra palabra absurda...

No creo que a Ahmed Abu Hassan, uno de los surfistas en Gaza, le sirva mucho la tabla de surf cuando el gobierno israelí corte el suministro de electricidad y combustible a el y a 1 millón y medio de personas más a las que tienen encerradas en la franja de Gaza.

"Entidad hostil" le llaman ahora a Hamas que, para intentar acabar con su poder, atacan a los civiles inocentes con la esperanza de que se vuelvan contra ellos.

Quizá algún día le dejen al pobre Ahmed surfear en el agua transparente. Por ahora lo tiene que hacer en un mar teñido de sangre


Artículos relacionados

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.