Crowdfunding para surfear olas gigantes

El británico Andrew Cotton, fontanero de profesión, surfista por afición, quiere volver a repetir la gesta de surfear las mayores olas del planeta en Nazaré Portugal, y batir el record de la ola más grande jamás surfeada.

Como no tiene las 10.000 libras necesarias para costearse la aventura, ni apenas patrocinadores, ha pensado que el crowdfunding podría ser la solución. Pequeñas aportaciones de particulares podrían hacer su sueño realidad.

Más información: http://www.crowdfunder.co.uk/Behind-the-Lines/


NEWSNIGHT Surfer Andrew Cotton on riding world s biggest wave

Artículos relacionados

5 comentarios

Escribe un comentario
Anónimo
10 de septiembre de 2014, 20:10 borrar

el fontanero de devon ! suerte andy

Responder
avatar
Anónimo
10 de septiembre de 2014, 22:32 borrar

ya son los dueños del mundo ahora tb quieren ser del surf y de todo, pfff siempre igual... a y cuidado con dar este tipo de ideas q ki tb hay mucho cara q se apunta al carro rapido...

Responder
avatar
Anónimo
10 de septiembre de 2014, 22:42 borrar

Pero si al menos tiene trabajo de fontanero, seguro que no vive aquí. Por que no hace prestaciones de su dinero a los demás necesitados sin trabajo para que puedan hacer lo mismo que él ? pues si que el capricho del niño es importante frente a la realidad de los verdaderos problemas de la gente. Está más visto esto ya...repetitivo y cansino

Responder
avatar
Anónimo
10 de septiembre de 2014, 23:46 borrar

Ya estoy viendo a Axi haciendo euskocrowdfounding ...y los giputxis pagando? Son pelotas pero no $on tontos...

Responder
avatar
Anónimo
11 de septiembre de 2014, 9:37 borrar

Cada uno es libre de pedir y el que quiera de dar.

Responder
avatar

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.