Cuando las cosas salen mal II

Lo maravilloso del mar es que nunca sabes lo que te vas a encontrar, cada baño es totalmente diferente al resto, aunque haya veces que no consigas lo que esperas, incluso antes de entrar al agua. Y si no que se lo digan a este pobre surfista en Australia. Una mala decisión, una mala ejecución, y a las rocas, con tu tabla dañada, y tu autoestima por los suelos.


The Lazy Surfer gets the Wipeout

6 comentarios:

  1. pobre..., dos ostias y pa casa. Pero bueno, no paso nada grave. A tomarselo con calma y en unos días, seran risas.

    ResponderEliminar
  2. Y gracias. Pudo haber sido peor!!

    ResponderEliminar
  3. En esas situaciones tienes que tener mucho calculo respecto a la ola,ves a gente con mucho callo y esperan justo para echarse en la ola y salir zumbando,este pobre parece confiarse en exceso y al final es barrido,ha tenido suerte.

    ResponderEliminar
  4. A resbalado , mala suerte...

    ResponderEliminar
  5. Todos tenemos nuestros días malos pero la verdad que menudo teleñeko el tio....

    ResponderEliminar
  6. Lo que parece increible es que no mirara para tras, si llega una ola mas grande lo deja fino, Cuando pasa esas cosas tienes que pasar un poco de la tabla y ponerte tu a salvo

    ResponderEliminar

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.

Con la tecnología de Blogger.