Cerrotes a 42 grados entre bañistas

verano sopelana 01
Pensaba yo equivocadamente que no iba a romper más de medio metro veraniego, de esos sin fuerza, pero el mar ayer subió bastante más. Nada más ver el mar decidí entrar al agua. Bueno, con 42ºC ya tenía decidido entrar, era solo cuestión de saber si con tabla o no.

Aparqué, me cambié, y fui dando saltitos mientras corría hacia la orilla intentando así no quemarme los pies con el asfalto. Fue entrar al agua y sentir un alivio instantaneo. El contraste entre el cielo achicarrándote la cabeza mientras el calor pegajoso se te mete en los huesos fue y el agua a 22 grados fue liberador.

Me extrañó estar tan pocos en el agua aunque luego me di cuenta del por qué. Había llegado tarde y la marea estaba ya muy alta y para colmo las banderas amarillas que delimitan el lugar donde los bañistas podían remojarse ocupaba media playa.

En esa situación las derechas eran imposibles de pillar dado que una orda de fanáticos bañistas buscaba cada ola para tirarse en masa. Las izquierdas eran auténticos cerrotes en las que poco se podía hacer, tan solo las olas de entre serie abrían algo.

Después de una hora de baño, una hora con pocas olas, decidí que no merecía la pena y me uní a los bañistas para pillar algunas olas a pelo. Me di cuenta lo diferente que se ven las olas desde más abajo. Ahí me fijé que algunos de los surfistas no se habían dado cuenta (o no querían darse cuenta) que las derechas iban directamente contra las cabezas de los bañistas. Estaba peligroso.

Para hoy no parece que vaya a haber problema porque las olas serán más pequeñas, medio metrillo, con viento algo fuerte del noroeste a partir de la tarde.

verano sopelana 02

Artículos relacionados

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.