Llegan olas (pero no querrás verlas)

sopela
Como estaba anunciado, hoy han llegado las olas a nuestras costas después de semanas de sequia. No, no imagines una mar glassy con series de incontables olas rompiendo limpias hacia la arena. Es mar de viento.

Si, es desorden y caos. El mar vomitando olas de medio metro. Pero es lo más que tendremos durante todo la semana.

Acordaos que ayer el mar estaba prácticamente plato. Tan solo algún surfista aprendiendo por su cuenta, y unas cuantas escuelas de surf pisaban la arena.

¿Entrar o quedarse en casa? ¿Esperar o probar suerte? Esa la cuestión.

Para que os hagáis una idea de lo que hay podéis echar un vistazo a la webcam de Sopela.

6 comentarios:

  1. Que poco acostumbrados estáis los surfers del norte.. mira los del medi, podemos tirarnos meses esperando a chustas de viento pero somos felices!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual es que no sois surfers.. Porque vamos vivo en un sitio en el que tengo que esperar meses para entrar a coger olas de viento y me falta tiempo para mudarme

      Eliminar
    2. Esque si suefeas un vez cada 3 meses, no eres surfer, pseudosurfer quizás...

      Eliminar
  2. Pues hay bastante peña en el agua compartiendo con los de los Kites...es lo que tiene que el mono se haya convertido ya en gorila

    ResponderEliminar
  3. Pues entre el platazo que llevamos,y ahora olas tarifa....como que las piscinas de ola ahora no las veo tan malas

    ResponderEliminar
  4. Me alegro por las escuela de surf, dijo nunca ningun surfista

    ResponderEliminar

Anímate a participar en Surf 30, pero siempre con respeto.

No se aceptarán comentarios insultantes, difamatorios, contrarios a las leyes o que tengan contenido racista, homófobo o discriminatorio por razón de nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad.

Se eliminarán aquellos comentarios que estén claramente fuera del tema de discusión, que sean publicados varias veces de manera repetitiva (spam) o que incluyan enlaces publicitarios.

Con la tecnología de Blogger.