Mostrando entradas con la etiqueta Martin Potter. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Martin Potter. Mostrar todas las entradas

¿Debería mezclarse surf y política?

- septiembre 01, 2023 - Comenta

apartheid sudafrica resistencia historia

Para unos la pureza del surfing no debería mancharse con la política, para otros, la política está en todas partes y es imposible que no le afecte.


Mantén la política fuera del surf. Es una frase que ha flotado en la comunidad surfera en general.


Recuerdo cuando, en 2008, se me ofreció la posibilidad de escribir artículos en una revisa de surf de papel. Finalmente no fructificó por otros temas, pero se me había dado una premisa: "temas tabúes: política, religión, … no tienen cabida en nuestra publicación".



El sentimiento es que el surf debería ser un lugar para escapar de la locura de la vida en tierra firme, un lugar donde, como escribió el fundador de la revista Surfer, John Severson, “un surfista puede estar solo con sus pensamientos”.



Por supuesto, Severson también vendió fotos del presidente Nixon en la playa de San Clemente en la revista Cotton's Point to LIFE. Y es que no es fácil ser fiel durante toda tu vida a tus convicciones.


SCT_0324_SURF_Howard_PortElizabeth.jpg

Sin duda, el caso más sonado sucedió en abril de 1985,  cuando Tom Carroll, Tom Curren, Martin Potter y Cheyne Horan decidieron no asistir a los tres eventos que la ASP realizó en Sudáfrica en 1985 como protesta ante las políticas racistas que entraban en el llamado apartheid.


Habiendo ganado hacía tan solo unos meses su segundo título mundial, la decisión de Carroll resonó en todo el mundo del surf.



Mientras tanto, Tom Curren de Santa Bárbara, quien había surfeado en Sudáfrica a principios de la década de 1980 como parte del equipo nacional de EE. UU., también se unió a la causa cuando el Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) llamó a los atletas extranjeros a boicotear las pruebas.


Cada vez que voy a competir allí, siento que a través de los medios de comunicación estaría apoyando su causa”, dijo Curren desde su casa en Newport, Australia. “Estaba trabajando en mi conciencia. Siempre ha sido muy deprimente. Simplemente no parece que existan derechos humanos allí. He estado molesto con la situación desde que fui por primera vez a África cuando tenía 19 años. Nunca tuve la edad suficiente para tener la fuerza para tomar la decisión”, comentó a Los Angeles Times en 1985.



"Realmente disfruté de ir a Sudáfrica y surfear las olas allí, pero había un problema moral más grande... Me sentí bien con mi decisión... independientemente de cómo afectaría mis resultados", explicó años después.


A los dos también se unió el australiano Cheyne Horan, quien boicoteó las pruebas en 1985, pero regresó al año siguiente con "Free Mandela" escrito en su tabla de surf.


cheyne horan


Martin Potter también decidió pasar por alto los acontecimientos en la tierra donde creció. Nacido en Inglaterra, a los dos años se marchó a vivir a Sudáfrica, donde su padre trabajaba como ingeniero.



Potter puso de relieve el boicot contra el apartheid de 1985”, escribe Matt Warshaw en su libro The History of Surfing.


Potter reconoció que veía normal la segregación cuando era joven, y solo en su adolescencia, cuando gracias al surfing pudo viajar por el mundo, y vio que negros y blancos podían convivir juntos, cambió de opinión.



Y aunque no hay comparación con la opresión bajo la que vivían los sudafricanos negros, los cuatro surfistas pagaron un precio por su postura política compartida. Se perdieron muchos puntos de la gira mundial y sus consecuentes premios. Potter perdió amigos y fue amenazado de muerte, mientras que Carroll fue acusado por algunos miembros el ASP  de que su boicot no fue del todo un gesto altruista.


El quid de la cuestión es el dinero, afirmaron algunos. Carroll, que ganó el título de la temporada anterior con un dramático final contra Shaun Thomson en Australia, había puesto fin a una relación contractual con la firma sudafricana de ropa deportiva Instinct.


Carroll, de 23 años, estaba patrocinado por Instinct, una empresa fundada y parcialmente propiedad de Thomson, durante dos años. Después de anunciar su intención de boicotear parte de la gira, Carroll abandonó Instinct por Quiksilver, con sede en Australia.


“Le resultó muy conveniente utilizar el boicot como excusa para dejar mi empresa”, dijo Tomson. “En su decisión hay mucho más que escrupulosidad. Se llama dinero”.


Pero no todas fueron voces concordantes sobre este tema. En 1988, Shaun Thomson, sudafricano y campeón del mundo en 1977, afirmó que se oponía a "cualquier interferencia de la política en el deporte".


Shaun se sintió ofendido del boicot de Carroll, Tom Curren, Martin Potter y Cheyne Horan, pronunciando un rotundo te discurso en el Salón de la fama del surf australiano unos días después de que Carroll anunciara su boicot.


¿Cuál es la siguiente postura en la recién descubierta conciencia política del surf?” preguntó Tomson. “Tal vez no vayamos a Estados Unidos porque nos oponemos a la participación estadounidense en Centroamérica. Quizás no vayamos a Francia a oponernos al gobierno socialista. Tal vez no vayamos a Inglaterra porque aborrecemos el trato que Thatcher dio al IRA. ¿Dónde terminará? Si no apoyas a Sudáfrica, entonces expresa tus opiniones, pero apoya el surf profesional. No estoy aquí esta noche en defensa de Sudáfrica. Estoy aquí como surfista en defensa del surf profesional”.


Thomson, sudafricano y judío, viajaba con su pasaporte irlandés (su abuelo era de allí) para evitar así la discriminación a los sudafricanos blancos en aquella época cuando salían de su país.


Otro surfista menos conocido, Wes Laine (quedó segundo en el Spur Ranch de 1985) dijo en una entrevista en 1990 que no estaba de acuerdo con el boicot. "No voy a poner en peligro mi sustento ni perderme un buen viaje de surf por nada".  Tres meses después, los organizadores de un campeonato pro en Barbados, los cuales estaban en contra del apartheid, impidieron que Laine participara allí. 



Laine respondió diciendo que iba a organizar un boicot contra los futuros campeonatos en Barbados.


Ian Cairns, quien era director ejecutivo de la ASP en ese momento (el precursor de la WSL) declaró: “No tenemos una política sobre el tema”.



Pero en 1989, el boicot había cobrado fuerza, ya que 25 de los 30 surfistas mejor clasificados evitaron las pruebas sudafricanas. En febrero de 1990, Nelson Mandela era liberado de prisión y, en 1994, un nuevo gobierno, dirigido por Nelson Mandela, terminó finalmente con el sistema de apartheid.


¿Quién tuvo razón, los defensores del boicot o los que apoyaron el mantener el surfing fuera de la política?


No hay que olvidar tampoco que el apartheid tocó directamente al surfing cuando, por ejemplo, el gran Eddie Aikau, viajó a Sudáfrica para participar en varias pruebas en Durban, y fue discriminado por el color de su piel, siendo tratado igual que la población negra, sin poder entrar en algunos hoteles, restaurantes, etc.


Solo gracias a la ayuda del surfista y shaper australiano Darryl Holmes, y al propio Thomson, Aikau disfrutó de una inolvidable estancia en Sudáfrica.


"El problema del color en Sudáfrica, es realmente grave", dijo Aikau. "Tenia miedo de caminar por las calles".


Algo parecido sucedió con el hawaiano Dane Kealoha, uno de los héroes de Tom Curren, con el que estuvo en Sudáfrica. 


En 1997, pocos años después de la abolición del apartheid en Sudáfrica, el difunto Nelson Mandela visitó Australia y se reunió con Tom Carroll. Agradeció a Carroll el liderazgo que había demostrado en los años 80.




No hay mejor ejemplo en la historia del deporte australiano donde un campeón ha sido preparado para anteponer los principios de manera tan manifiesta a sus propios intereses”. Eso es lo que dijo el ex primer ministro australiano Bob Hawke sobre Tom Carroll.

Efectivamente, no ha sido la única ocasión en la que el surf se ha mezclado con la política. Hay que acordarse de cuando Tyler Wright echó la rodilla en la arena durante 439 segundos, uno por cada persona que había perdido la vida bajo custodia policial en Australia desde 1991, y con el lema "Black Lives Matter" en su tabla, el apoyo de Surfer Magazine a la candidatura de Biden como presidente de los Estados Unidos, o cómo no, temas medioambientales como el calentamiento global, el accidente de Fukushima, las muertes por tiburones, o la guerra de Ucrania, impidiendo a Rusia participar en los ISA World Surfing Games.


¿Debería haber un límite? ¿De ser así, dónde ponerlo? ¿Debería estar en temas relacionados directamente en el surf, o ampliarlo a temas relacionados con el mar o la ecología? ¿quizá en temas locales o también internacionales?


Otro día hablaremos de cuando los políticos se meten en el surf.



Surfistas de leyenda: Tom Carroll

- abril 14, 2022 - Comenta
tom carroll 01
De tan solo 1,67 metros de altura pero de un caracter inquebrantable, su historia es tan turbulenta y apasionante, que ha dado para escribir varios libros.

Thomas Victor Carroll nació el 29 de noviembre de 1961 en Newport, Nueva Gales del Sur, Australia.

La madre de Tom Carroll murió de cáncer cuando el tan solo tenía siete años. El último regalo que su madre le hizo, fue en navidades. Era una tabla de surf.

Comenzó a surfear a los ocho años, y en la adolescencia comenzó a destacar sobre los demás. Dos veces campeón de Nueva Gales del Sur y dos veces ganador del prestigioso Pro Junior , con 18 años se unió al IPS World Tour (precursora de la ASP).

En ese año sufrió su primera lesión de rodilla que casi le apartó del surfing profesional para siempre.

Su persistencia y su afán de victoria le llevaron a desatender los consejos de los médicos. En 1982 finalizó la temporada entre los cinco primeros y además dominó con autoridad la World Cup en olas de tres metros en Sunset. En 1983 obtuvo su premio en forma de título mundial de la recién creada ASP ganando seis de las 13 pruebas y convirtiéndose en el primer goofy en ganar el campeonato, y repitió en 1984, esta vez ganando solo 2 de 24.

Carroll era el favorito para repetir victoria en la temporada 85/86, pero tomó una decisión que le haría perder las posibilidades de revalidarlo, pero que a la vez le incluiría en la historia.

carroll surfing

Ese año, el dos veces campeón del mundo optó por boicotear el Gunston 500 en Sudáfrica, del que fue campeón el año anterior. En aquella época, el apartheid estaba en uno de sus momentos más álgidos en Sudáfrica, donde una minoría blanca dominaba con mano de hierro a la mayoría negra. Nelson Mandela llevaba 22 años encarcelado, y en el país se vivía una convulsión social.

Cada vez que visitaba el país para competir, el australiano no se sentía a gusto y eso que era blanco. A los surfistas hawaianos se les denegaba el acceso a muchas de las playas, e incluso a Dane Kelahoa, ganador del Pipe Masters, o al mítico Eddie Aikau, les negaron el acceso a muchos restaurante y hoteles años antes.

Un grupo de surfistas profesionales, entre los que se encontraban el propio Carroll, el también sudafricano Cheyen Horan, Tom Curren, y Martin Potter, un sudafricano, con lo que eso suponía en esa época, decidieron boicotear la prueba y no acudieron a competir.

La organización del campeonato se limitó a declarar que "no mantemos ningún posicionamiento político", y la ASP, además de multarles, les sancionó. Mark Occhilupo ganó en la final al sudafricano Shaun Tomson, pero realmente fue ese grupo de surfistas los que consiguieron un pequeños hueco en la historia. Años más tarde, Carroll tuvo la oportunidad de conocer a Nelson Mandela y hablar sobre aquel momento.

carroll_tom surf 01

Ese año fue Tom Curren el campeón del mundo, y repetiría al año siguiente. Carroll no volvería a ganar otra vez el campeonato del mundo, pero en 1988 hizo historia otra vez al asegurarse un contrato de un millón de dólares con Quiksilver. Acabó tercero ese año, y repitió en 1991, consiguiendo la Triple Corona hawaiana ese año, antes de retirarse en 1993.


Durante tuvo que lidiar con numerosas lesiones comenzando con una gran herida infectada en 1978, una rotura de estómago en 1979, una reconstrucción de la rodilla en 1981, roturas de ligamento del tobillo y espalda y una conmoción cerebral en 1996.

Pero al australiano también se le recordará por sus sombras, sombras muy oscuras algunas.

Su relación con las drogas, con las que estuvo coqueteando desde los años 80, quizá fuera la más destacada. Primero fue la cocaína, luego el LSD, hasta acabar enganchado a la meta en el 2002. Como explicaba su hermano Nick en el programa 60 minutos hace ya seis años: "No paró cuando dejó de ser surfista profesional; no paró cuando tuvo a sus hijos; a ese paso se iba a matar".

Fue justamente su hermano mayor, Nick, el que le ayudó a superar su adicción a las drogas y el alcohol. En el 2006 Carroll ingresó en un hospital privado para su rehabilitación, y ya lleva limpio 13 años.


Estas no fueron las únicas tragedias a las que ha tenido que enfrentarse en su vida. En 1987, tres años después de ganar su segundo campeonato del mundo, llegaba a la final del Pipeline Masters y la ganaba por primera vez solo horas más tarde de enterarse que su hermana había muerto en un accidente de tráfico. Ese día surfeó Pipeline como nadie lo había surfeado hasta entonces.


Una vez retirado ha seguido surfeando, especialmente buscando las olas más grandes junto con su gran amigo y compañero Ross Clark Jones.


Surfistas de leyenda - Richie Collins, el tipo más guay de los 90

- noviembre 17, 2021 - Comenta
richie collins


Este chaval de Newport Beach, California, descarado y radical, tanto dentro como fuera del agua, el surfista de los guantes, fue el ídolo de varias generaciones de surfistas.

 

Como otros grandes de su época, o era adorado o era odiado.

 

Collins provenía de una familia de surfistas. Su padre era shaper (Wave Tools Surfboards) y se crió viendole a el y otros cómo construían tablas de surf.

 

No extrañó a nadie que a los 11 años ya se hubiera hecho una para el. Pero no fue haciendo tablas de surf lo que le hizo saltar a la fama, si no surfeándolas.

 

El colegio no era una opción para el y a los 14 años lo dejo todo para volverse profesional del surfing. Eran los 80.

 

Richie era diferente. Hizo muchas cosas de manera diferente al resto que, junto con su forma de ser, definitivamente lo hicieron destacar un poco más que el profesional medio en ese momento. Y además tenía un apodo genial: Skeletor.

Richie Collins 09

 

Richie era ruidoso y franco, lo que respaldaba con su apariencia dentro y fuera del agua. 

 

A los medios de comunicación les encantó su enfoque radical del surf competitivo, y Richie fue uno de los líderes que impulsó el deporte a finales de los 80 y principios de los 90. 

 

La innovación fue la clave de gran parte del éxito de Richie, tanto por su experiencia creando tablas, como en la competición.

 

Era un momento en el que el surf profesional se trataba de ordeñarlo hasta la última gota, Richie ofrecía aéreos, grandes floaters, y cut baks más que verticales en cada manga.

 

Los aéreos y los floaters pueden no parecer gran cosa ahora en el CT, pero en aquello días eran pocos los elegidos que podían hacerlo.

Richie Collins 03

 

Pasó tres años entre los diez primeros en el CT, y luego derrotaría a Tom Curren en la final en el Op Pro de 1989 en Huntington Beach, así como a Martin Potter en el Bells Beach Classic de 1992, incluso después de tener que salir del agua diez minutos antes del final debido a un nervio pinzado en la espalda. 

 

Aunque tan solo había tenido unos cuantos momentos estelares y mucha exposición a los medios durante su tiempo como un profesional, parecía que su tiempo como surfista profesional se estaba agotando. 

 

En 1993 no obtuvo grandes resultados. A final de año su abuela murio, y su abuelo estaba muy enfermo con cáncer. No podía pensar en el tour y decidió no terminar el año en Hawai y pasar tiempo con su abuelo, que meses después también fallecería.


Cuando comenzó 1994 fue muy duro. Ya no estaba en el WCT, pero tenia el nuevo patrocinio de Town & Country. Con su apoyo consiguió volver a la máxima competición del surfing profesional

 

Al año siguiente no hizo una buena temporada y termino en el puesto 40 . Al año siguiente en el 1996, sus patrocinadores le habían dejado una vez más. ¿Por qué?

 

A Richie le persiguieron los conflictos, tanto dentro como fuera del agua, durante algunos años. Pese a que no soportaba la cerveza y el humo de los cigarrillos, y era, a su manera, profundamente religioso, el surfista de los guantes se metía en peleas continuamente.

 

En 1988, después de un baño en 54th Street, Newport Beach, cuando se disponía a quitarse el traje, un hombre le atacó por la espalda. Había tenido un altercado en el agua después de saltarle una ola seis semanas antes.


Collins aseguró que tenía intención de disculparse, pero tardó demasiado. No tuvo oportunidad, y cuando el atacante terminó, la cara de Collins estaba destrozada. Pasó 3 horas en el hospital, recibiendo 75 puntos en la cara, includido su labio.

Richie Collins 07


Ahora, Collings vive una vida mucho más tranquila, no muy lejos de donde aprendió a surfear.

Surfistas de leyenda: Martin Potter

- julio 20, 2021 - Comenta
Martin Potter 02
Martin Potter o Pottz, como le llaman sus amigos, es uno de los surfistas que más ha influido en la década de los 80. De talento extrovertido, agresivo cuando bebía, trasladó algunas maniobras al surf directamente desde la pista de skate.

Potter es una mezcla de lo bueno y lo malo de los ingleses, australianos, y sudafricanos. Nacido en Inglaterra, con tan solo dos años su familia se trasladó a Durban, Sudáfrica. Una vez adulto, y ya siendo un reconocido surfista profesional fijó, su residencia en Australia. "Un sudafricano con pasaporte inglés," se definió en una entrevista a Surfing Magazine.

Pottz siempre ha reconocido la enorme influencia que tuvo Shaun Tomson, el único sudafricano campeón del mundo, tanto en su vida como en su surfing. Viajaron juntos durante los primeros años de competición de Potter, e hicieron una gran amistad, pero también una gran rivalidad en el agua.

Después de ganar un buen puñado de competiciones locales en Sudáfrica a principios de los 80, fue progresando en pruebas a nivel mundial, midiéndose a gente como Tom Curren o Tom Carrol. Menos estiloso que estos, lo suplía con mayor explosividad e imaginación.

Potter era el estereotipo de surfista de los 80. No sabía lo que era entrenar, y todo lo dejaba a la genialidad. Podía pasarse la noche de marcha, bebiendo hasta caer al suelo, y competir con solvencia a la mañana siguiente.

El verano del 85 Martin lo pasó en San Clemente, donde dos surfistas locales, Matt Archbold, y Christian Fletcher le observaban detenidamente cuando surfeaba. Fue el comienzo de la expansión de los aéreos en el mundo del surfing.

Ya en el 85, Potter se trasladó a Sidney, donde al igual que Curren y Carroll, se negaron a competir en Sudáfrica en protesta por el sistema de apartheid que estaba instaurado en el país.

Martin Potter

El talento estaba ahí, pero los resultados no llegaban. Fue entonces, en 1989, cuando Potter decidió tomárselo en serio y empezar a entrenar. Los resultados no tardaron en llegar, consiguiendo cuatro victorias en las primeras cinco pruebas del circuito. Finalmente consiguió ganar dos pruebas más y proclamarse campeón del mundo a sus 24 años.

Pero la alegría no le duraría mucho. El año siguiente fue un desastre. Fundó una empresa que no tardaría en quebrar, mientras el gobierno australiano le exigía 300.000 dólares de impuestos, una fortuna para la época, rompió con su entrenador, y para colmo se dislocó un hombro. No ganó ninguna prueba aquel año, acabando en 15ª posición.

"Creo que le he dado demasiada importancia a ser campeón del mundo. Parece que ahora salgo solo a defender mis títulos. He dejado que la maldición del título mundial me afecte," dijo a Los Angeles Times ese año.


De todas formas, Potter consiguió recuperarse. En el 92, Potter ganó a una joven promesa llamada Kelly Slater en las finales del Miyazaki Pro en Japón, y en el 93 consiguió auparse hasta el quinto puesto de la clasificación general de la ASP.

Un año más tarde, Potter se retiraría de la competición.

Luego vendrían los años de entrenador, shapper, y comentarista para la ASP, pero el surfista ya era leyenda.


Y por último, una joyita. Derek Ho, Gary Elkerton, Brad Gerlach, Sunny Garcia, y el propio Martin Potter en el Pukas Rip Curl Zarautz de 1989.

Martin Potter 03

Martin Potter 04

Martin Potter 05

Martin Potter 06

Fotos: Facebook



Town & Country vuelve

- julio 16, 2020 - 1 Comentario
town and country
A la mayoría de jóvenes este nombre no les dirá nada, pero la marca del yin y el yang fue una de las más icónicas de los años 80 y 90.

Trecer aniversario de la muerte de Andy Irons

- noviembre 03, 2013 - Comenta
Ayer se cumplieron tres años desde que se encontrara el cuerpo sin vida de Andy Irons en un hotel cerca del aeropuerto de Dallas, Texas.

No se cómo hubieran sido estos 3 años para Irons si no hubiera muerto allí, si hubiera muerto al día siguiente víctima de sus demonios internos y de las drogas, o si le hubiera quitado el título mundial a Slater surfeando como el solo sabía hacer.

Vuelve el test de la semana

- abril 12, 2013 - Comenta
Hace unos años introduje una sección llamada "El test de la semana". Su intención no era más que pasar un buen rato los viernes contestando a unas cuantas preguntas sobre el mundo del surf.

Hoy retomamos dicha sección con el objetivo de que sea una sección habitual. Si queréis colaborar con alguna pregunta ya sabéis el correo de Surf 30.

Intentando emular el Rip Curl Pro Bells del 86

- abril 01, 2010 - Comenta
Si algo me llama más del Rip Curl Bells Beach 2010 que se celebra durante esta semana en Australia es sin duda el enfrentamiento fuera de competición entre Marco Jay Luciano Occhilupo, Occy, y Tom Curren, intentando emular la que se ha considerado la mejor manga de la historia, la semifinal disputada el 7 de Abril de 1986 en Bells Beach.

El Test de la semana I

- abril 11, 2009 - Comenta

Comenzar







Con la tecnología de Blogger.